Home    VERANO EN LA COCINA

VERANO EN LA COCINA

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más tiempo pasamos y tenemos la tendencia de centrarnos en su aspecto funcional y estático para todas las estaciones del año. Pero esto tiene que cambiar, y es que la cocina es otro de los espacios de una casa que se puede adaptar a cualquier época.

Hoy vamos a ver a través de varios consejos, cómo decorar la cocina para el verano y darle un aire fresco y alegre.

 

 

Flores y más flores.

Está muy bien tener elementos decorativos con estampados florales como manteles, bandejas etc. Pero aquí estamos hablando de flores de verdad, con sus vivos colores y olores primaverales. Podemos optar incluso por plantas aromáticas que nos pueden servir para cocinar. Las ubicaciones ideales suelen ser en la mesa como centro, encima de la campana, en una parte de la encimera donde no estorbe para cocinar o bien, en alguna mesita auxiliar o colgadas de la pared.

 

 

Blanco y estampado.

Son dos ideas que hay que saber combinarlas, ya que no podemos abusar de ninguna de las dos, puesto que si colmamos una habitación de blanco podemos caer en un ambiente frío y nórdico, y si abusamos de los estampados florales o de cualquier otro tipo, cargaremos demasiado el ambiente. Por lo tanto, recomendamos por ejemplo usar un mantel claro que aportará la claridad propia del verano, combinado con servilletas estampadas. Jugar con estos contrastes es fundamental para lograr un ambiente equilibrado.

 

 

Arriba la luz.

Algo fundamental para obtener un clima veraniego en la cocina es dejar entrar toda la luz natural posible. Retira hacia los lados las cortinas o sube los estores; si durante el resto del año tienes telas oscuras, en verano cámbialas por telas claras y finas que permitan el paso de la luz. Tip: opta por telas naturales para aportar más propiedad veraniega.

 

 

Un toque natural.

Sin caer en lo abusivo. Unas piezas o elementos decorativos de madera, rafia, bambú, mimbre… aportarán un toque isleño y paradisiaco a la cocina, evocando a paisajes salvajes. Otra idea es crear jarrones de cristales o bandejas con piezas de frutas exóticas.

Vajilla tropical.

A la hora de preparar la mesa, la vajilla puede ayudarnos a conseguir ese aire del mar. Además hoy en día encontramos una amplia gama de diseños de vajillas, con estampados de corales, frutales o florales. Combínalos con copas o vasos de colores alegres como el verde, azul o morado y ¡llena de alegría tu mesa!

 

Atrévete con el vinilo.

Para los más manitas y atrevidos, en las grandes superficies de bricolaje encontraréis un sinfín de variedades de vinilos de muy fácil colocación. ¡Opta por el estampado veraniego que más te guste!

 

 

Brisa marina.

De nuevo, no excederse decorando con motivos marineros. Pero unos cojines azul marino y blanco o unas caracolas pueden transportarnos a la alta mar.

 

Turquesa y sus versiones.

Es el color veraniego por excelencia. Utilízalo para todo lo que quieras, sillas, mantelería, decoración… Este color recomendamos combinarlo únicamente con blanco.

 

El plato estrella: la piña.

Se ha convertido en tendencia en todos los sectores, y la verdad es que nos encanta como centros de mesa o en vajillas, así como en todas sus versiones, naturales, artificiales, doradas… Nos trae a la mesa un carácter tropical, lleno de vida y relajado.

 

 

 

¡Con todas estas ideas ya puedes preparar tu cocina en verano!

¡Anímate a compartir con nosotros cómo ha quedado gracias a nuestros consejos!

 

 

Dejar una respuesta

Su email no será publicado

13 + tres =