Home    VIVE EL SLOW DECO

VIVE EL SLOW DECO

Estamos constantemente escuchando los conceptos de slow life y slow food, que tratan de inspirar una vida tranquila sin estrés, así como relajarse en un restaurante y saborear lentamente la comida. El propósito es dejarse llevar, olvidarse de las preocupaciones, disfrutar cada instante y desconectar de la tecnología para conectar con los amigos, tu pareja, la familia o la naturaleza, en definitiva, para sentir el mundo.

 

 

Esta filosofía de vida que cada vez abarca más conceptos, es imprescindible ponerla en práctica en nuestros refugios, esto es, en nuestros hogares, para que una vez entremos en ellos, podamos “apagar” el estrés y “encender” la relajación y estar con los nuestros.

Aquí te damos unas claves para que desde hoy mismo empieces a vivir slow deco:

ENTRADA A LA CALMA

El hall recibidor es el lugar ideal en el que depositar las pertenencias con las que cargamos a lo largo del día. Bolsos llenos, zapatos, móviles etc. ¡Vacía todo el estrés aquí! Para ello, utiliza recibidores, percheros, zapateros o algunas bandejas para depositar todos los accesorios.

 

 

COCINA PARA UNA SLOW FOOD

Es una zona de relajación y creación, para ello trata de mantenerla ordenada ya que te aportará mayor tranquilidad y emplearás menos tiempo trabajando en ella, así como utilizando electrodomésticos eficientes y reciclando. Además, puedes decorarla con plantas aromáticas que te servirán también para cocinar, pon música de ambiente y a relajarse…

 

 

EL PUNTO DE ENCUENTRO

El salón es otro punto de encuentro y relajación. Los muebles sencillos, colores relajados, decoración justa, materiales naturales y rincones especiales, crean el concepto de menos es más para lograr el slow deco. Esto es imposible sin un sofá confortable y mullidos cojines, ambas piezas son imprescindibles para estar relajado.

 

 

EL DORMITORIO MÁS SLOW

Es sin duda, el lugar en el que el concepto slow deco, debe aplicarse al máximo y con conciencia, puesto que si no empleamos la decoración necesaria en un dormitorio, ésta puede crearnos tensión, nerviosismo e incluso provocar un mal descanso. Para relajarse y conciliar el sueño, nada mejor que dejar pasar la luz natural todo lo posible, emplear texturas naturales, olvidar los aparatos eléctricos, no recargar la estancia con objetos decorativos, lámparas cálidas, encender velas aromáticas y unos buenos libros.

 

 

UN BAÑO RELAJANTE

Tenga o no tu aseo una bañera, puedes relajarte en él mientras te duchas, coloca tus velas favoritas mientras te relajas bajo el agua, usa toallas de colores claros y plantas para conectar con la naturaleza.

 

 

 

EL MEJOR REMEDIO

Para lograr la cumbre del slow deco, déjate llevar por la jardinería, sin que sea necesario que tengas un jardín o terraza grande. Cualquier hueco de la casa es especial para llenarlo de alegría y relajación con colores de la naturaleza.

 

 

¿Tienes más trucos para que en tu casa se viva el slow deco? ¡Anímate a compartiloo con todos nosotros, estaremos encantados de conocer tus propuestas!

Dejar una respuesta

Su email no será publicado

dos + 2 =